Innovaciones Sostenibles y Oportunidades Globales

LaPuraCremaNet

Publicado en • 23 marzo, 2024
Innovaciones Sostenibles y Oportunidades Globales

Desde un incremento en el reciclaje, compras de segunda mano y trabajo remoto, son algunas de las estrategias que presentó Green Match, que entrevistó a más de 40 profesionales de la sustentabilidad a nivel mundial para que compartieran sus perspectivas.

Descubre las 10 tendencias en Desarrollo Sostenible para 2024Te dejamos las tendencias de innovaciones sostenibles:

1. Aprovechando Fuentes de Energía Renovable para un futuro más limpio.

Aunque la energía renovable se ha vuelto más accesible en los últimos años, casi todas las personas con las que hablamos estuvieron de acuerdo en que 2024 vería un aumento en la tendencia. Con el uso de sistemas renovables y nuevas tecnologías, se creará un consumo de energía sostenible a largo plazo.

Al cambiar a una bomba de calor o instalar paneles solares, los propietarios no solo reducen significativamente su impacto ambiental, sino que también pueden reducir drásticamente sus facturas de energía. Dado que el costo de la energía continúa causando incertidumbre en todo el mundo, no sorprende que muchas más personas estén considerando hacer el cambio.

Se espera que la energía solar y eólica sean las formas más populares de energía renovable, debido a su costo relativamente bajo y alta eficiencia. […] También se espera que la hidroelectricidad y la energía geotérmica desempeñen un papel importante en la satisfacción de las necesidades energéticas del mundo.
La instalación de un sistema renovable crea efectivamente una fuente de energía independiente para proporcionar calor, enfriamiento o electricidad al hogar. Esto reduce en gran medida la necesidad de depender de combustibles fósiles para alimentar una propiedad. Las bombas de calor, en particular, son una excelente manera de combatir las emisiones de gases de efecto invernadero y de carbono de alto nivel.

Dada la opción de comprometerse a 10-15 años de emisiones de combustibles fósiles instalando una caldera de gas estándar o instalando una bomba de calor, que reduce instantáneamente las emisiones de carbono en alrededor de un 80 %, es una decisión que tendrá un impacto significativo en el cambio climático en todo el mundo. Además, una bomba de calor funcionará 3 veces más eficientemente que una caldera, por lo que también puede ahorrar grandes cantidades de dinero en las facturas de energía.

Actualmente, la diferencia de costos es todo lo que existe entre las opciones de calefacción estándar y las bajas en carbono, pero muchos predicen que en 2024 esos costos serán más comparables, lo que aumentará aún más el deseo de cambiar a productos sostenibles.

2. Incremento en las tasas de reciclaje

El reciclaje fue visto como una de las tendencias clave en sostenibilidad que veremos en 2024. Aunque no es un concepto nuevo, y muchos hogares y negocios en todo el mundo ya hacen algún tipo de reciclaje, se cree que, con el aumento global de la preocupación por el medio ambiente, más acción climática y educación hacia el reciclaje se convertirán en parte de las estrategias de sostenibilidad.

Aún así, en México y América hay mucho por hacer en el tema de reciclaje, ya que sólo se recicla el 10% de los residuos y de los cuáles, la mayoría son los plásticos, sin considerar residuos peligrosos como aceite o baterías.

Un gran contribuyente para esta meta serán los fabricantes y productores, quienes aumentarán los esfuerzos para reducir y reciclar los envases y animar a los consumidores a hacer lo mismo. Esto se verá en todos los sectores, desde la alimentación hasta la producción minorista.

Con una mayor demanda de los consumidores de que sus productos y marcas sean más conscientes del medio ambiente, no sorprende que las grandes empresas estén tomando medidas para mejorar su sostenibilidad. Con una mayor conciencia de las prácticas de reciclaje; en particular con los plásticos y los envases, las previsiones auguran mejoras positivas.

El reciclaje se considera una de las consideraciones ambientales clave para los países de todo el mundo. La buena noticia es que tanto las marcas como el mercado de consumo parecen estar cambiando sus prioridades, e influir en este cambio puede volverse más rápido en los próximos años.

3. Movilidad Sostenible: Transporte e infraestructura mejorados

Esta tendencia de la industria ha evolucionado constantemente para la mayoría de los países: mejoras en las opciones de transporte sostenible. Entre los cambios se incluyen el aumento del uso de bicicletas, el transporte público bajo en carbono y, por supuesto, el lanzamiento de automóviles eléctricos y otros vehículos.

Si bien algunos países pueden estar adoptando vehículos eléctricos energéticamente eficientes más rápidamente que otros, no hay duda de que estos, que alguna vez fueron modos de transporte aparentemente futuristas, ahora se están volviendo comunes en las carreteras y autopistas del mundo.

Importante: la producción de autos eléctricos aún contamina mucho por la cantidad de materias primas usadas. Por lo que hay que analizar mejor si es una verdadera alternativa sustentable o no. 

Lo que sí es necesario es que exista un transporte más sostenible y positivo para el clima sea una gran parte de la vida cotidiana en el próximo año.

La noticia positiva es que ya se están tomando medidas para reducir el impacto nocivo de los vehículos de carretera. Además de adoptar automóviles, autobuses y furgonetas eléctricos, también hay un esfuerzo en los países verdes para fomentar un mayor uso del transporte público o las bicicletas. En toda Europa, muchas ciudades han aumentado los esfuerzos para reducir el uso del automóvil al hacer que el transporte público sea gratuito, esto incluye a Malta, Luxemburgo, España y muchas más.

Una investigación de la Universidad de Oxford también muestra que usar una bicicleta en lugar de un automóvil, solo una vez al día, puede reducir las emisiones de carbono de una persona en un 67 %. Lo que demuestra que incluso si no se pudiera sustituir cada viaje en automóvil, el potencial para reducir las emisiones sigue siendo muy alto.

4. Reducción del Desperdicio de Alimentos: Compostaje como estrategia de reducción de huella de carbono.

El desperdicio de alimentos se ha convertido en una preocupación creciente en todo el mundo durante la última década. Según una investigación reciente del PNUMA, se informa que alrededor de un tercio de todos los alimentos producidos para el consumo humano en todo el mundo, cada año, se desperdicia. Eso es alrededor de 1.300 millones de toneladas que van directamente al vertedero. El impacto de esa cantidad de desechos tiene varias capas, desde su efecto sobre la calidad del suelo y el agua, hasta la producción de olores peligrosos y productos químicos tóxicos, sin mencionar que está aumentando la necesidad de más vertederos.

Por lo tanto, no sorprende que nuestros expertos de la industria predigan que la reducción del desperdicio de alimentos será una prioridad en la agenda de sostenibilidad de todos los países. Una de las mayores tendencias que se destacó fue el acto de compostaje, algo que pueden hacer tanto las empresas como los consumidores.

Se informa que alrededor del 72% de los desechos que llegan a los vertederos podrían convertirse en compost. Sin embargo, a medida que cambian las prioridades, se cree que se ejercerá más presión sobre las grandes empresas y los hogares para que hagan compost. Algunos estados de Estados Unidos, por ejemplo, ya están aplicando leyes de compostaje. Oregón y Washington ahora requieren legalmente que todas las empresas conviertan en abono sus desechos orgánicos.

Dado que el desperdicio de alimentos es un problema global tan grande y el compostaje es una solución relativamente fácil y sostenible, esta tendencia claramente se está impulsando por todas las razones correctas.

5. Consumo consciente y Compra de Productos de Segunda Mano

El aumento de la compra de segunda mano y la reutilización de productos y materiales ha ido creciendo en popularidad. No solo porque reduce drásticamente el impacto ambiental de la fabricación de nuevos productos, las cadenas de suministro y la entrega, sino que también reduce los costos de gasto de millones de consumidores. Una preocupación que es de gran importancia en el clima actual.

“Segunda mano se está convirtiendo en un fenómeno global, se espera que crezca un 127% para 2026” ThredUp.com

Con una base de consumidores cada vez más consciente del medio ambiente, podemos esperar que la reutilización y la readaptación de productos se conviertan en una opción más popular. A partir de 2024, es posible que veamos más marcas de segunda mano, antiguas y reutilizadas que se vuelven centrales en la forma en que compramos.

Lapuracrema.net